Mindfulness para Niños

   

“Mi hijo, quedó tan contento y nosotros también, más aún cuando su Miss nos dijo que había tenido un crecimiento emocional notable este segundo semestre, donde lo vio disfrutar más, tolerar mejor la frustración, reírse de sí mismo, gozar el proceso, dejar de apurarse en las actividades y estaba realmente sorprendida de su avance.
Sin duda que todo esto se debe a su paso por mindfulness de niños. Muchas gracias…”

Este curso nace de la necesidad de abrir un espacio regular de práctica de atención plena desde la infancia, emerge desde una potente reflexión que busca sembrar una semilla de conciencia y apertura desde que somos pequeños. Estas semillas irán desarrollándose a lo largo de la vida y quedarán impregnadas de un conocimiento profundo acerca de cómo detenernos, escucharnos y cuidarnos día a día.

Después de varios años de realizar el taller mindfulness para niños, nos dimos cuenta de que un espacio de tiempo limitado, también puede limitar todo lo que se logra aprender y profundizar en una práctica habitual.

La vida de hoy les enseña a los niños a ser exitosos, a que logren sus metas, a ser buenos en diferentes materias, pero no les enseña a conocer su mente, a conocer cómo funciona y cómo incide día a día en su sensación de bienestar, tampoco les enseña a lidiar con sus emociones, aquellas que no les gustan, aquellas que evitan o aquellas por las que sufren al ver que se desvanecen. Tantos niños se sienten estresados, con dificultades para estar atentos, para sentirse tranquilos, para dormir o simplemente para sentirse cómodos en su propio cuerpo y en su sentir. La práctica habitual del mindfulness abre un espacio de tranquilidad, en donde aprenden a reconocer sus propias herramientas para calmarse, para estar presentes y relajarse, para encontrar en el silencio una posibilidad de crear y conocer el mundo y a sí mismos con confianza, aceptación y apertura.

De manera entretenida, con juegos, yoga, arte, música, meditación y relajación, se profundiza acerca de la atención plena y todas sus posibilidades en la vida cotidiana, además se entregan algunos ejercicios y audios simples para mantener la práctica en la casa y también junto a la familia.

Dirigido a: niños y niñas de 7 a 11 años. Esta práctica está muy recomendada para todos los niños que necesiten aprender a conocer sus herramientas y potenciarlas a través de una conexión profunda con su propio sentir, además está sugerida para niños con dificultades relacionales, déficit atencional, ansiedad, impulsividad, estrés e inseguridad.

Beneficios:

  • Aumento de la capacidad de atención y concentración
  • Aumento de la empatía
  • Aumento del reconocimiento emocional y la expresión de las emociones
  • Desarrollo de consciencia corporal y autocuidado personal
  • Disminución de la identificación con los pensamientos
  • Disminución del juicio hacia ellos mismos y hacia los demás
  • Incrementa la tranquilidad y calma, aprendiendo a relajarse y disminuyendo la ansiedad
  • Incremento la consciencia hacia el cuidado de su entorno, de los demás y del medio ambiente
  • Mayor equilibrio emocional y psicológico
  • Mayor escucha y conexión consigo mismos

Horario: lunes de 17:00 a 18:00 horas

Instructora: Psicóloga e instructora mindfulness de niños y adolescentes: María Elena Pulido

Valor:  $40.000 una vez a la semana (más una matrícula de $20.000 que se paga solo una vez). (*)dcto hermanos